Entrenamiento funcional

El entrenamiento funcional no es mas que la adaptación de los ejercicios a las necesidades personales, con el fin de mejorar la ejecución de las actividades que realizan las personas en su diario de vivir. Cada movimiento se diseña con el propósito de alcanzar un objetivo preestablecido.

Este programa busca imitar los trabajos o tareas cotidianas a través de ejercicios que implican movimientos complejos, permitiendo un mejor funcionamiento, rendimiento y coordinación del cuerpo, logrando así, que la persona que lo practica sea capaz de reaccionar de forma eficaz en cualquier situación y entorno.

¿Cuáles son sus objetivos?

Sus objetivos principales son:

- Preparación física a través del fortalecimiento de los músculos superiores e inferiores.

- Prevención de lesiones.

- La readaptación muscular.

- El entrenamiento específico para el desenvolvimiento óptimo de alguna actividad que se realice, ya sea laboral o de placer

- Mejoramiento de la condición de los grupos musculares que usamos en las rutinas cotidianas.

Los entrenamientos funcionales se caracterizan por trabajar las capacidades motrices tales como: la fuerza, velocidad, agilidad y resistencia; prestando atención a la estabilidad y equilibrio del cuerpo.

En un principio, se utilizaba este tipo de entrenamiento como rehabilitación y medicina deportiva por sus increíbles beneficios. Hoy en día forma parte de las rutinas de preparación y planificación del atleta, así como también en centros “fitness” como parte de sus programas de fortalecimiento muscular.  

¿Qué beneficios nos aporta este tipo de entrenamiento?

 

Entre sus beneficios más importantes están
- Mejora de la movilidad, tanto articular como muscular

- Favorece la quema de grasa debido al gasto calórico que se genera al completar una rutina

- Mejora el sistema cardiovascular y circulatorio

- Optimiza la ejecución de la actividad deportiva que se realiza

- Trabaja los músculos secundarios y adyacentes para un mejor acondicionamiento del cuerpo

- Mejora la postura, ya que nivela los desequilibrios musculares

- Aumenta la resistencia general y previene la pérdida de masa muscular.

Características
Los entrenamientos funcionales pueden ser practicados por cualquier persona, siempre y cuando se adapten a las condiciones del participante. Se basa en preparar a la persona para realizar sus movimientos cotidianos como saltar, tirar, halar, agacharse, subir, etc.

Aunque el crossfit es considerado un entrenamiento funcional, el mismo incluye otras actividades y elementos que lo hacen distinto y mucho más exigente en cuanto a la técnica y esfuerzo.

Para reconocer un entrenamiento funcional de cualquier otro tipo debes tomar en cuenta sus características:

Debe ser aplicable a la vida cotidiana. Un entrenamiento funcional debe ser diseñado con el fin  de impactar positivamente en los diversos ámbitos de la vida de las personas. Esto se refiere a la inclusión de actividades que contengan tracciones o empujes, situaciones con posturas fijas, manejo de cargas, entre otros.

Debe tener un objetivo claro. Cada ejercicio se diseña con el fin de mejorar, superar y optimizar un movimiento o actividad, de modo que haya un riesgo mínimo de lesiones.

Sus rutinas se enfocan en la estabilización. Los entrenamientos trabajan la zona del centro o CORE, lo que ayuda a darle estabilidad al cuerpo. Tener un tronco fortalecido previene los dolores de espalda y ayuda a mantener una mejor postura y equilibrio ante superficies inestables. Además ayuda a evitar lesiones cuando se mueven o levantan cargas pesadas.

Se enfocan en la coordinación, no en la velocidad.  Este elemento es de suma importancia ya que se encarga de mantener el equilibrio entre las fuerzas internas y las externas del cuerpo para así lograr un mejor desempeño.

Trabaja  las capacidades motrices. Entre sus ejercicios se trabaja la fuerza, agilidad, flexibilidad y resistencia, manteniendo una coordinación, orientación del espacio, equilibrio y anticipación de cada movimiento.

Promueven los movimientos intermusculares. Reconocen la incapacidad del cerebro de percibir la acción de un músculo aislado.  Por tal razón sus rutinas procuran no trabajar los músculos de forma individual, sino combinados.

Enfoque en las articulaciones. Los ejercicios son realizados en varios planos (frontales, sagitales y transversales), lo que ayuda a aumentar el rango de movimiento de las articulaciones.

No requiere de máquinas de gimnasio. Los entrenamientos funcionales se caracterizan por el uso de equipos como Bozu, bolas medicinales, cuerdas de saltar, TRX, aros, steps, mancuernas y cualquier otro objeto propio del lugar del entrenamiento como bancos, muros y escaleras.

Infórmate de nuestros horarios y te resolveremos todas las dudas sobre este tipo de trabajo. 

 OSTEOPATIA INDALO

Plaza Carballo, 4, 28029 - Madrid

664 24 95 22

 911 48 25 52

HORARIO:

Lunes - Viernes:              10:00 - 20:00

Sabado y Domingo:        Cerrado

Siguenos: 

  • Facebook
  • Instagram